Internet

¿Qué batería externa me conviene?

Batería externa

Las baterías externas, con el uso intensivo que damos a nuestros dispositivos móviles, se hacen cada vez más necesarias. Los usuarios usan cada vez más horas su terminal. La posibilidad de recargar ese preciado gadget que es nuestro smartphone en cualquier momento y lugar es irresistible. Ahora bien, ¿cuál elegir?

Lo primero que debemos tener en cuenta será su capacidad, esto es y resumiendo mucho, cuántas veces podrás recargar tu dispositivo móvil. Lo medimos a través de lo miliamperios por hora (mAh) que deberás buscar en la etiqueta de la batería. Igual le pasa a tu dispositivo; a mayor carga eléctrica que pueda manejar, más tiempo tardará en descargarse teniendo siempre en cuenta el consumo que realice.

Aquí ser eficientes y optimizar -tanto en el hardware como en el sistema usado- da como resultado que dos dispositivos, a iguales mAh, pueden no durar lo mismo encendidos. Igual pasa con las aplicaciones que uses: si son más exigentes con el consumo, acabarán antes con tu batería, como bien saben los usuarios de Pokemon Go. O que tengas actualizados tus dispositivos, evitar temperaturas extremas, apagarlo con media carga si lo vas a tener guardado durante mucho tiempo, alargan la vida de tu batería.

Para no ser muy exhaustivos, la media de baterías de smartphones ronda los 3.000 mAh. El iPhone7 1.969; su hermano mayor iPhone7 Plus 2.900; el Samsung Galaxy S7 3.000 mientras que el S7 Edge, alcanza 3.600.

Cuántas veces quieres recargar tu smartphone sin enchufar la batería externa es la pregunta estrella Clic para tuitear

La clave a la hora de elegir siempre está en el peso y el tamaño, además de en la velocidad de carga: a menor tiempo, menor degradación y más ciclos de carga. Poder tener una batería externa no demasiado grande, la hace transportable y un elemento que acabarás llevando sin problemas encima. De lo contrario, se convertirá en un pisapapeles y objeto de coleccionista. También, tener algún USB adicional permite cargar dos dispositivos y varios conectores, llevar energía lo mismo a un iPhone, a un Samsung o a un LG.

Estética

Para nota ya, tener luces LED, útiles cuando tienes poca iluminación y que permiten controlar cuánta carga queda. Si incluyen una pequeña placa solar, aún mejor, para ayudarnos cuando nos encontremos lejos de un cargador. Dicho esto, un fabricante conocido, es la mejor opción. Y apostar por 8.000 mAh hacia arriba, te garantizan seguir conectado donde quiera que estés y al menos dos cargas completas para móvil.

Entrada anterior Próxima entrada

También te podría gustar

Sin comentarios

Deja una respuesta