Economía Colaborativa, Internet, Movilidad, Reflexiones, Startup

Transparencia radical en la empresa

Transparencia

Los organizaciones empresariales, incluso aquellas que presumen de estar en vanguardia tecnológica, tienen muchas carencias en la circulación de la información interna, no hablemos ya de su salida al exterior. Por tanto, los avances que puedan estar introduciéndose siguen chocando con la férrea vieja guardia que impone sus criterios todavía pensando en clave del siglo pasado. La ‘transparencia radical‘ es un concepto simple y sencillo: todo el mundo debería tener acceso a toda la información de la empresa en cualquier momento. Piensa ahora unos segundos lo que costaría introducir esta variable en tu propio trabajo. Difícil, ¿verdad? 😉 En Buffer, una empresa para publicar vía web en redes sociales y programar contenido, van más allá. Comparten no solo entre ellos; también con nosotros.

Quizá sea ir muy lejos o quizá no. En el caso de las Administraciones Públicas existe normativa en cuanto transparencia. En el ordenamiento jurídico español ya existen normas que contienen obligaciones concretas de publicidad activa para determinados sujetos; también en información económica, presupuestaria y estadística. En el ámbito privado, todo se vuelve más complejo. Sigue existiendo una resistencia a mostrar lo que hacemos y lo que somos incluso a tus compañeros como si el talento o el valor pudieran escaparse por una hoja de cálculo.

Resistencia al cambio

Pero así ocurre. La resistencia a la innovación tecnológica y a los cambios disruptivos ha provocado ríos de tinta. Es interesante cuando fomentan el debate y se adoptan mejor las nuevas maneras de trabajar pero duro cuando sólo se trata de ruido para mantener el status quo. ¿Imaginas que todos tus emails los pudiese leer cualquiera en la empresa? Así lo hacen en Buffer. ¿Y ver tu salario? Pues aquí está un ejemplo, incluso el cálculo completo y todo los incentivos.

Salarios de Buffer

Por qué ser transparentes

Vamos a suponer que vamos estando de acuerdo, que un buen pedazo de ese pastel que crees sólo tuyo puede salir al exterior. O por lo menos ser compartido con los empleados. ¿Qué beneficios obtienes?

  • Honestidad brutal: poner a la vista de todos los salarios zanja las discusiones sobre quién hace más o qué responsabilidad es mayor y te obligará sin duda a tener una relación de puestos de trabajo organizada.
  • No confundes valor con precio: todos los memorandums, informes, resúmenes ejecutivos e información están ahí para sumar a la compañía que aquí sí, estará por encima de las personas. Conocimiento de todos que redunda en una mayor eficacia.
  • La estrategia de la empresa se pone en valor y si no la tienes, estás a tiempo de empezar a marcarla con los hitos correspondientes, indicadores de evaluación y medidas correctivas.

Transparencia como nuevo paradigma

Cuando abrimos nuestra mente al otro, trabajamos en equipo, saltamos las líneas departamentales para juntar talento antes problemas concretos, nuestra empresa da un salto de calidad que no somos capaces de ver a primera vista. Volcarnos en la transparencia nos hace hacernos las preguntas de verdad importantes para ser competitivos. ¿Qué objetivos tenemos? ¿Qué estrategia nos está guiando? ¿Somos equitativos en los salarios y cargas de trabajo? ¿Están los mejores en los problemas complejos? ¿Existen personas que pueden aportar más? ¿Tenemos cultura de empresa?

Para Buffer, incluso prescindir de una oficina les ha venido bien. ¿No sientes cierta envidia? Cierto que hay que tomar medidas previas ante cambios y ellas son la clave para minimizar el riesgo y el impacto emocional. Hoy en día existen otros modelos de gestión. No está de más seguirlos de cerca y ver su posible aplicación en nuestra empresa. Nos hará definitivamente mejores.

Entrada anterior Próxima entrada

También te podría gustar

Sin comentarios

Deja una respuesta